Publicado el

Lapislazuli – Colgante para la Serie “Agua Salada”

 

Ver en Tienda

Segundo colgante  para la serie “Agua Salada”, colección “MasterPiece”, como ves, posee un  medallón de lapislázuli que tanto por su original forma, como por su textura y color, imprime tal carácter a la pieza, que sin duda le aporta un extra de exclusividad, más allá de tratarse de un diseño único, elaborado a mano.

Te decía en mi anterior post que esta serie constará de cinco diseños diferentes, pero partiendo de una idea común a todos ellos (…) visitar entrada anterior.

APUNTE SOBRE EL LAPISLAZULI O “LA PIEDRA DE LOS FARAONES”

Lapislázuli procede del latín “lapis” y del persa “lazhward, ambos términos significan azul. Es una de las piedras semipreciosas más antiguas de las que se tiene referencia. El lapislázuli fue la piedra favorita de los faraones del Antiguo Egipto, de ahí que fuese conocida como “piedra de los faraones”.  Además de usarse en la elaboración de suntuosas joyas, también era utilizada en la decoración de máscaras funerarias y tumbas, uno de los ejemplos más famosos se encuentra en la tumba de Tutankamón. Otro dato muy curioso que posiblemente desconocías, es que pintores de la talla de Leonardo Da Vinci o Alberto Durero , utilizaba lapislázuli machacado en polvo, como pigmento para pintar.

PROPIEDADES: el lapislázuli se considera una piedra de purificación y autoconocimiento; aporta claridad y objetividad, favoreciendo el equilibrio mental y espiritual, y contribuyendo a  liberar estrés. Potencia la comunicación, la expresión, la intuición y la creatividad. 

LOCALIZACIÓN DE LOS PRINCIPALES YACIMIENTOS DE TURQUESAS: antiguamente casi todo el lapislázuli procedía de Afganistán, cuyas minas, aún hoy en día, continúan siendo  explotadas con procedimientos muy similares a los utilizados hace miles de años. Otros yacimientos activos se localizan en: Egipto, Italia, Chile, Argentina, Estados Unidos y Rusia.

CÓMO SABER SI UN LAPISLAZULI ES AUTÉNTICO: lamentablemente, el mundo de la joyería está lleno de falsificaciones. No es difícil poder detectar si estamos ante una gema auténtica o no. Como te contaba en mi anterior post; solo una gota de cualquier tipo de pegamento corrosivo, es suficiente para salir de dudas, porque si se trata de una imitación, el pegamento la corroerá al instante. En el caso del lapislázuli, también puedes optar por limpiarla con un algodón impregnado en acetona – las falsificaciones suelen ser piedras burdas, resinas o escayola tintada de azul – con esta simple comprobación podrás saber si se trata de una piedra falsa.

 

“AGUA SALADA” ref. 2, EL COLGANTE CON QUE ILUSTRO ESTE POST

Otro diseño, aparentemente sencillo, que me encanta. Como te apuntaba más arriba, el empaque de esta pieza viene dado or su original y exclusivo medallón de lapislázuli, el resto son solo pequeños detalles, esos que suelen caracterizar mi peculiar modo de proceder.

Otra joya intemporal; para hoy y para siempre. Fina, elegante, muy actual, discreta, fácil de llevar, original y diferente.

“Agua Salada” ref. 2  ya está disponible en Tienda OnlineSi deseas ampliar información, verás el enlace en la cabecera de este post – a pie de foto – y bajo estas líneas.

Espero que te guste.

Muchas gracias.

 

Ver en Tienda