Ver en Tienda

La pieza que hoy te presento aguarda paciente sobre mi mesa de trabajo. Fue lo último que tocaron mis manos antes de pegar carpetazo al taller,  solo por unos pocos días;  escapada fugaz a mi Pequeño Paraíso, como me gusta llamarle.
Aquí la paz y el sosiego me esperaban, ansiosos por saciarme de arrumacos y mimos, de tal modo que no acertaría a encontrar palabras para explicarte cómo me siento.

Hoy, unas pocas horas antes de volver al tajo, he tenido la necesidad de comenzar a romper el hielo, y no he encontrado mejor modo de hacerlo que presentándote “Zarzamora al Atardecer”.
Su diseño está inspirado en aquellos paseos por corredoiras, al caer la tarde de tantos largos días de verano. Helechos, zarzas, tierra, olor a campo, canastas de mimbre, sabor a vida, bullicio infantil… Primos, hermanos y amigos de la aldea, nos juntábamos para brincar por los caminos. No regresábamos hasta entrada la noche, cargados de tantas ilusiones, como pequeños frutos cabían en nuestros cestitos.

En mi retina se ha quedado la imagen de aquellos arbustos; sus graciosas siluetas recortadas sobre el intenso azul ultramar, que el cielo reserva para los bellos atardeceres de verano. Infinidad de frutos silvestres cuajaban sus ramas. No sucumbir a la tentación de dejarse llevar por su destello era imposible, tanto como lo es – aun hoy –  olvidarlo.

“Zarzamora al Atardecer” ya está disponible en mi Tienda Online. Toda la información; descripción, fotos y precio, solo con pinchar en el enlace que verás a pie de foto y bajo estas líneas.

Espero que te guste. Muchas gracias.

Ver en Tienda