“Vejez compartida. Amparo”

Cuando era niña, quería hacerme mayor rápidamente, ahora no entiendo por qué, pero si!, entonces el enigmático mundo de los adultos me resultaba interesantísimo y deseaba ser uno de ellos cuanto antes. Por suerte no lo fui, sino que tuve una larga y bonita infancia.

Hace ya mucho que me he dado cuenta de que no hay que desear que pase el tiempo, porque más bien pronto que tarde, todo se va, lo bueno y también lo malo, ¡todo pasa!…

Si tengo la suerte de hacerme muy mayor, querría ser la viva estampa de esta imagen. No sé como se sentirán ellos, se percibe mucho amparo y curiosamente, también cierta nostálgica tristeza, pero cuando aún se está a medio camino, parece que conseguir llegar a ese destino de ese modo, compensa de casi todo. Se tienen el uno al otro y al final, poco más importa…

20150406-163038.jpg